¿Por qué nos gusta lo analógico?

Escaneo Alejos Foto
Escaneamos tus negativos en Alejos Foto.

A veces nos preguntamos por qué nos apasiona la fotografía analógica. ¿Por qué nos gusta esta fotografía vintage? Aquí os damos algunas pistas, pero seguro que tu tienes también las tuyas.

Porque amamos el proceso

Amamos el proceso tanto como el resultado de la fotografía. La espera, la incertidumbre, la curiosidad… En un mundo donde estamos acostumbrados a la rapidez, la fotografía analógica nos devuelve a los inicios. Una vuelta al Slow Foto, a disfrutar de la experiencia en sí misma. Es como tener que decidir entre un guiso cocinado a leña o un plato descongelado en el microondas.

Nos volvemos como niños

Cuando uno recibe sus fotografías reveladas, siempre hay un momento de sorpresa, de felicidad. Dicen que los niños tienen un sentido del asombro admirable y son capaces de sorprenderse ante cosas muy pequeñas y que forman parte de lo cotidiano. Eso mismo pasa cuando revelamos un carrete de fotos y los vemos por primera vez. Es una experiencia única y una sensación bonita.

Nos gusta lo imperfecto

La tecnología fotográfica avanza a pasos increíbles. Los móviles de última generación, las cámaras sin espejo, los sensores ultra grandes, más y más megapíxeles… Las fotografías son perfectas, a veces demasiado. ¿Pero nos gusta siempre lo perfecto? A veces no. La fotografía analógica tiene ese punto de imperfección que tanto nos gusta. El grano, la textura, los colores. ¿Qué podemos decir? Va de gustos personales, como todo en la vida.

Pienso, luego hago click

Cuando uno tiene una cámara analógica, hay un proceso interior de reflexión: Tomas las fotos que realmente te interesan, las que necesitas, las que te gustan. Y luego ya después se comparten o se publican. Es una vuelta a las raíces de la fotografía: primero la experiencia, luego todo lo demás.

Por rebelión

Aquí no estamos hablando de ser Brave Hearts. Sólo hablamos de que hacer fotografía analógica es una forma de revelarnos contra un mundo cada vez más tecnológico, más frío y distante. No estamos en contra de la tecnología, pero como todo ha traído también efectos colaterales. Regresar a una fotografía donde lo importante era la imagen en sí, y no sólo el afán de compartir o mostrar es una razón adicional.

¿Hay algunos puntos que no compartes? ¿Tienes algunos motivos más por los que te gusta la fotografía analógica? ¡Escríbenos aquí!

error: Content is protected !!